Emotivo homenaje a Laura Pollán : Damas de Blanco Miami y Berta Soler









Año 2010: Juan Wilfredo Soto Garcia

  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator

Programa de Radio

Agenda Cuba

Sábados a las 6:30 a.m.

Domingo 1:00

envivo

Para escuchar por Internet

Para escuchar Programas Recientes

 

Nuestras Visitas:

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterToday264
mod_vvisit_counterYesterday337
mod_vvisit_counterThis week1460
mod_vvisit_counterLast week3461
mod_vvisit_counterThis month13251
mod_vvisit_counterLast month19888
mod_vvisit_counterAll days2974357

Agenda Cuba en Twitter

Red Social:

Síguenos en Twiiter,

Twitter

en FaceBook

icono_facebook

y en YouTube

youtube

 

 

Yoani Sánchez

Háblalo sin Miedo

Cuba: Las últimas imágenes del naufragio... PDF Imprimir E-mail
Artículos
Domingo, 18 de Septiembre de 2011 04:37

Por Mario Alegre Barrios / Enviado Especial El Nuevo Día - Puerto Rico - Recostado en el muro del malecón frente al Hotel Yoani Nacional, el hombre contempla el Atlántico con un cigarrillo entre los labios. Falta poco para el crepúsculo y su sombra inmóvil sobre la acera a ratos se desdibuja con las de la coreografía que a unos pasos improvisan bloguera y fotógrafo.  Sin reparos, ella complace las peticiones al ritmo del obturador de la cámara: con gafas, sin ellas, camina, se detiene, echa de nuevo a andar, gira, se suelta el pelo, desanuda el pañuelo...

Por unos momentos, el hombre del cigarrillo se olvida del mar y nos observa por encima del hombro. Su mirada y la de la mujer se cruzan. Dos segundos más tarde él no tiene duda de que ella acaba de descubrir cuál es su oficio.


“Es un agente de la seguridad del estado –me dice Yoani Sánchez, la cubana que se ha convertido en una de las blogueras más célebres del mundo- pero me tiene sin cuidado... me cansé de esconderme… decidí ser transparente para el gobierno cubano. Ellos tienen sus reglas y yo pongo las mías. Esta es una de ellas: la visibilidad. Por eso estoy aquí, a la luz del día, en el malecón de La Habana, para hablar, sin miedos...”.

Y, sin miedo, conversamos...

¿Cuál es su percepción de la realidad actual de Cuba?
El gobierno cubano ha tratado de disminuir las diferencias sociales visibles, pero lo cierto es que esas diferencias subyacen con un dramatismo que no es evidente para el turista que viene un par de semanas con plan todo incluido. No tienes más que arañar un poco la realidad y te das cuenta… En esta Habana de hoy te puedes encontrar a muchas personas que comen una vez al día...

¿Cómo asume el ciudadano común y corriente este libreto?
Con estoicismo…. La miseria está tan metida, tan inoculada, que la gente ni siquiera sabe que es pobre... El hecho de comer una vez al día es una práctica nacional, sobre todo para las personas mayores. Paradójicamente las personas que tienen más de 60 años, que fueron los principales sostenes del sistema, los que dejaron su juventud en construir los pilares del régimen, son los que peor están económicamente, salvo pocas excepciones de personas muy bien situadas en la cúpula estatal...

¿No te has cansado de las entrevistas, luego del “boom” de tu blog, de responder una y otra vez las mismas preguntas? ¿Cómo asumes esa responsabilidad?
Cuando comencé con mi blog “Generacion Y” en abril del 2007, el objetivo era muy claro: terapia personal. Fue un exorcismo para sacar los demonios que había cargado durante demasiado tiempo y para poner fin al silencio, a la apatía, a la simulación. Con el tiempo surgió la responsabilidad con cada cosa que decía y esto es ahora lo que prima en mí. Me siento responsable de mantener esta ventana informativa, alternativa, clandestina por momentos…

¿Cómo mantienes el empuje ante la presión que te impone el gobierno cubano?
Mira, ante esa responsabilidad no hay fatiga posible. Cuando eso se asoma, pienso que esto es lo que puedo y debo hacer, de la misma manera que otros han dado sus vidas o se han consumido en las cárceles. A mí me ha tocado luchar con la palabra y lo haré hasta el fin de mis días, aquí, en Cuba. Lo he dicho muchas veces y lo repito: yo no quiero irme de mi país, yo quiero quedarme porque éste es mi país. Estoy haciendo todo lo posible para que mis nietos puedan gritar y decir lo que se les antoje en cualquier esquina de La Habana, así de sencillo...

Todo esto parte de una noción de esperanza...
Soy optimista a largo plazo y pesimista a corto plazo. Sé que vienen tiempos muy difíciles para este país, sobre todo para el sector crítico, contestatario. Los finales de los sistemas son siempre así, como los estertores de un moribundo...

¿Cómo te incorporas al mundo cibernético en el marco de todas las limitaciones que en ese sentido hay en Cuba?
Soy filóloga graduada en el 2000, especializada en literatura latinoamericana contemporánea, pero desde desde muy pequeña he tenido fascinación por los circuitos, por los cables eléctricos, por las lucesitas. A los 17 años construí mi primera computadora con piezas conseguidas en el mercado negro, un “Frankenstein” que funcionaba y con ella hice mi primer periódico en el colegio. Desde entonces no me he vuelto a separar del mouse y la pantalla.

Pero…
Bueno, de ahí parte todo. Cuando abrí mi blog ya conocía el esqueleto del proceso. En resumen, confluyeron en mí esas dos afinidades, tecnología y palabra... En el 2002 emigré a Suiza por una decisión personal, no soportaba más la situación en Cuba y allá tuve mi primer encuentro con el internet. Al volver a Cuba en el 2004 empecé desde cero y en diciembre de ese año estaba ya fundando una pequeña revista digital, con un grupo de amigos, entre ellos Reynaldo, llamada Consenso... Hasta que en abril de 2007 nació Generación Y, como respuesta a mi deseo de zafarme de ataduras, de un editor, de un jefe de redacción.

¿Cuándo es que te das cuenta de lo que representa el blog, de su dimensión, de su influencia?
Bueno, en verdad, disfrutaba la invisibilidad. Al inicio, escribir el blog era como lanzar una botella al mar... No tenía la menor idea de que alguien pudiera leerlo. Era sólo una necesidad. Lo sacaba o me moría. Empezó como una página muy rústica. En aquellos días los cubanos no podía siquiera entrar a los hoteles a alquilar una habitación. Las pocas conexiones de internet que había en los hoteles eran solo para turistas. Amparada en mi físico y hablando un poco en ingles y un poco en alemán, me hacía pasar como turista, para colocar textos. A finales del 2007 me empezaron a recocer. Reuters emitió un pequeño cable y luego el Wall Street Journal sacó un artículo bastante extenso sobre la revolución de los blogs en Cuba. Entonces Generación Y comenzó a ser más conocido…

Pero de eso al éxito que ha tenido….
Bueno, luego de eso, la torpeza infinita del régimen cubano: en marzo del 2008, y hasta febrero pasado, censuraron en la Isla el portal desdecuba.com, donde no sólo estaba mi blog sino los de otros blogeros cubanos. Pocas cosas son tan atractivas como lo prohibido... No obstante, creo que la gente se acerco a mí no sólo porque satanizaron el blog, sino también por mi forma de decir las cosas… humana, ciudadana, sin violencia verbal, sin venganza, sin rencores.. Además, se trata de un blog hecho por una generación que hasta entonces se había pronunciado muy poco, formada por personas entre 25 y 40 años, sin presencia social, cívica o política...

¿Cómo subes tus blogs?
Durante tres años tueve que ingeniármelas. Los enviaba por e-mail, a amigos y comentaristas. Me conectaba desde algún hotel una vez cada 15 días y cosas así... Ahora escribo 4 o 5 textos en casa, me conecto una vez a la semana y los envío. Esto es parte de las nuevas reglas de juego: la visibilidad como protección. Antes te metian en un hueco, ahora, gracias a la tecnología, la visibilidad nos protege un poco. Te presionan, pero no quieren dejar rastros. En Twitter tengo más de 160 mil seguidores, ese es mi escudo. Tuiteo por SMS a través de un número en el Reino Unido..

¿Cómo percibes el efecto que tu blog y tu actividad en Twitter tienen en Cuba y en el exterior?
A través de mi blog y mis tuiteos percibo de manera contundente lo que es la solidaridad ciudadana, el empuje de los proyectos que nacen del pueblo. Esto es lo que el Gobierno no comprende. Ellos creen que detrás de mí y de toda la blogosfera cubana están la CIA, el Pentágono... El Gobierno cubano no puede concebir que el pueblo, ese al que tanto el régimen menciona, pueda unirse para buscar su libertad...

¿Cómo explicas la longevidad del régimen castrista?
Sin duda en Cuan existe un grupo que cree que sin duda este es el mejor de los regímenes posibles. ¿Qué porcentaje de la población es ese, no se sabe con certeza. Es muy difícil tener estadísticas en un país donde no hay encuestadoras confiables. Pero digamos que hay un 10% de personas que creen realmente en el sistema, que están al lado de los que gobiernan. Hay un 10% en el otro extremo, que cree que esto hay que desmontarlo por completo, En medio, un 80% que se mueve en una dirección o en otra según sople el viento porque el oportunismo ha calado muy hondo en el país. Si mañana Raúl Castro dice que va a aumentar los salarios en 40 pesos cubanos, ese 80% está con el 10% que aplaude; si pasado mañana, Castro dice que el café ya no va a venir puro, sino mezclado con garbanzo, ese 80% se pasa al otro lado...

¿Cómo el Gobierno justifica la falta de libertades en Cuba?
Con la posibilidad de una agresión extranjera a través de alguno de esos canales de libertad. Ellos creen que lo que ha ocurrido en Cuba durante el último medio siglo parte de la voluntad popular y no de la imposición. Estoy segura que ahora mismo ellos están muy arrepentidos de haber abierto la tecnología móvil a la ciudadanía cubana. Se trata de una herramienta de un valor incalculable. No soy solamente yo quien tuitea: cada semana formo a no menos de siete tuiteros. Esto es algo viral crece de manera exponencial.

¿Cómo ha sido la experiencia “evangelizadora” con Twitter?
Inmensamente gratificante. Yo les digo a mis estudiantes “nárrate en Twitter porque si no te narras tú, te va a narrar el poder”. Cuando el poder te narra, te narra mal, Este es el credo que trato de inculcarles a mis estudiantes. Los estimulo para se expresen de esa manera, no solo como denuncia, sino también para mostrar el lado hermoso de la sociedad cubana, su parte crítica. El Gobierno dice que somos “asalariados del imperio”, cuando en realidad solo somos personas que queremos lo mejor para nuestro país.

¿Cuánto tiempo más antes de que las cosas cambien?
Es muy difícil decirlo con precisión, pero ese día llegará más temprano que tarde. Lo que pasa ahora en Cuba me recuerda mucho el título de una película: “Últimas imágenes del naufragio”… estamos viviendo las últimas imágenes del naufragio de régimen de Fidel y Raúl Castro. Como en todo naufragio, hay quienes ven el espejismo de la tierra y creen que se puede arreglar lo que ha sido un desastre por cincuenta años y hay también quienes sabemos que hay que remar para llegar a tierra, yo soy de los remeros. La tierra está lejos, pero si remamos, llegaremos...

¿Es posible rescatar logros del régimen?
Los logros y fracasos del sistema son parte de una larga discusión. Hay quienes vienen buscando el equilibrio, el punto medio, cuando eso no siempre existe. Yo uso mucho la metáfora del pájaro y el alpiste. Dicen que hay alpiste pero… ¿el alpiste justifica la jaula? La supuesta educación gratuita, la supuesta medicina gratuita, no son tan gratuitas nada… A mí no me enseñé a leer el sistema, sino mis maestros, muchos de ellos en contra de ese sistema que se ha llevado los sueños de mucha gente...

Las reformas recientes anunciadas por el Gobierno, como las que atañen al empleo por cuenta propia y la liberalización de la propiedad, ¿son reales, tienen algún efecto?
El discurso oficial de las supuestas mejorías se resquebraja por muchas razones, entre ellas el evidente deterioro estructural. Ellos aluden a la educación y a la salud como si estuviéramos en los 80, cuando el subsidio soviético soportaba de alguna manera esos argumentos. Pero en sus cuentas actuales no toman en cuenta que el salario de los cubanos está subvalorado. ¿Cuánto necesita un cubano para tomarse una cerveza? Dos días completos de trabajo y cuatro para comprar una botella de aceite para cocinar.

¿Qué otros cambios debería hacer el Gobierno para impedir el colapso?
Estamos en un país obligado por la realidad a hacer cambios profundos y a cierta velocidad. El Gobierno sabe que si hace los cambios, le puede costar el poder, y si no los hace, también. Este es el dilema más grande que tiene el gobierno. Ellos quieren hacer cambios que los mantengan en el poder, pero esos cambios no son suficientes para satisfacer los apetitos de cambio que tiene la gente... Todo esto parte de un pecado original del Gobierno: no haber sido electo, así de simple. Cualquier cosa que quieran enmendar es imposible. En este matrimonio la esposa -el pueblo- ha sido violada. Todo está torcido desde el inicio.

¿Y la relación con Estados Unidos?
El Gobierno de Cuba dice que quiere ser tratado como un igual por el del Estados Unidos, como condición fundamental para sentarse a negociar, mientras que Washington pretende tratar a Cuba como el FBI trata a un secuestrador en un colegio de niños. A La Habana esto le parece humillante, pero lo cierto es que el Gobierno de Cuba no podrá reclamar ser tratado con dignidad mientras él no trate de la misma manera a sus ciudadanos.

¿Qué opinión te merece el papel de Hugo Chávez en este ajedrez?
Nefasto. En los 90 hubo un momento en el que parecía que un cambio de fondo era posible en Cuba, hasta que apareció Chávez y regresó una vuelta de tuerca al centralismo, simplemente porque desde Caracas comenzó a llegar petróleo. El gobierno de Hugo Chávez fue para los Castro como el Viagra para un envejeciente. El sistema estaba acabado, impotente, hasta que apareció este hombre como la píldora milagrosa.

¿Y el futuro de esa relación?
La potencial derrota de Chávez en las próximas elecciones ha hecho que el gobierno cubano trate de ponerse las pilas y haya intentado estas reformas. No obstante, pienso que esa influencia ha menguado porque el poder económico de Chávez ha disminuido. Por otra parte, parecería que Raul Castro no se lleva muy bien con Chávez, quien fue mas una apuesta de Fidel, no de Raúl.

¿Y la influencia de Fidel en la Cuba de hoy?
A él prácticamente no lo menciono. Entró a mi pasado… mi futuro, el futuro de Cuba, no incluye a Fidel.

¿Cómo es tu relación con dios?
De maravilla. Para mí, dios es informático. Está detrás de una computadora… y tengo su email.