Emotivo homenaje a Laura Pollán : Damas de Blanco Miami y Berta Soler









Año 2010: Juan Wilfredo Soto Garcia

  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator

Programa de Radio

Agenda Cuba

Sábados a las 6:30 a.m.

Domingo 1:00

envivo

Para escuchar por Internet

Para escuchar Programas Recientes

 

Nuestras Visitas:

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterToday130
mod_vvisit_counterYesterday370
mod_vvisit_counterThis week130
mod_vvisit_counterLast week3461
mod_vvisit_counterThis month11921
mod_vvisit_counterLast month19888
mod_vvisit_counterAll days2973027

Agenda Cuba en Twitter

Red Social:

Síguenos en Twiiter,

Twitter

en FaceBook

icono_facebook

y en YouTube

youtube

 

 

Yoani Sánchez

Háblalo sin Miedo

Profesionales cubanos alzan la voz por la alfabetización digital PDF Imprimir E-mail
Artículos
Miércoles, 21 de Septiembre de 2011 06:09

Marti Noticias - El limitado o nulo acceso a internet en Cuba mantiene a los habitantes de la isla a oscuras ante los avances del mundo y a menudo ante los propios acontecimientos del país.

 “La falta de internet nos irá dejando al margen de procesos cívicos y ciudadanos que han ido evolucionando, como por ejemplo la formación de conciencia grupal sobre determinados temas, las propias convocatorias que se han hecho en redes sociales tanto en España, en Grecia o África del Norte,” señaló la bloguera Yoani Sánchez.

 “Cuba de no tener pronto un libre acceso a Internet será en los próximos años un país de analfabetos,” publicó recientemente el sitio digital Havana Times.


 Sánchez afirmó a martinoticias que los efectos de la falta de conectividad “están visibles y palpables en nuestra realidad. El gobierno cubano durante muchos años ha dicho que su capital principal es el científico e intelectual, el capital humano que tiene la nación”.

 Agrega la bloguera que “en este siglo XXI tan hiperconectado, no se puede hablar de tener un nivel educativo, profesional o científico, si ese conocimiento no pasa por el hecho de tener un frecuente acceso a la web” y puso como ejemplo la necesidad de contacto sistemático de los médicos con colegas de otros países y las novedosas publicaciones científicas publicadas en la Web.

 La socióloga Miriam Celaya calificó de “analfabetismo tecnológico” la situación de los estudiantes cubanos y explicó la “limitación enorme” que ello constituye. “El impacto se siente en la falta de información que tienen los estudiantes cubanos. Puedes encontrar a un estudiante que jamás en su vida a navegado por internet, no sabe buscar información, no tiene orientación ninguna.”

 Sin embargo, Sánchez alega que “hay un apetito de saber en Cuba que está llevando a gente muy joven a sentirse como ciberbabies, incluso sin conexión a la Web. No hay que desestimar las formación que tan tenido todos estos jóvenes a escondidas, en silencio, a veces alejados de las tecnologías.”

 “Añorados encuentros entre un ciudadano y otro se ha ido postergando porque el mecanismo de comunicación e información no está, y al no estar las redes sociales se está quedando atrás nuestra cultura cívica,” precisó la bloguera.

 La mayoría de los cubanos no pueden acceder a los blogs como medios de información alternativa, ante los reportes mutilados u omitidos de la prensa oficialista. La intranet es el remedo de las autoridades ante millones de ciudadanos ansiosos de nuevas tecnologías. En muchas ocasiones, aunque disponen de ciertos privilegios de conexión en sus centros de trabajo y de estudio, la vigilancia y la autocensura les impiden navegar mas allá de los sitios ‘permitidos’.

 Celaya cuenta que los cubanos quedan a la espera de los correos electrónicos de familiares y amigos residentes en el extranjero quienes mandan noticias y comentarios de lo acontecido en el mundo. En otros casos la información “se trasmite de memoria en memoria y de computadora en computadora”.

 Bajo el riesgo de severos castigos, las conexiones ilegales a internet pululan por la isla, incluso se han escuchado casos de ‘cibercafés particulares’.

 Actualmente en Cuba pueden verse zonas de mucho contraste tecnológico: unos que alardean de su iphone 4 y otros jamás han visto Google, y mucho menos visitado publicaciones digitales del mundo.

 “En Cuba se puede encontrar de todo, desde gente que el mouse y el teclado es un prolongación de su propia mano hasta personas que reniegan de la tecnología y les parece que es poco importante, porque lamentablemente nunca han tenido acceso a ella,” explicó Yoani Sánchez.

 Miriam Celaya, quien escribe el blog Sin Evasión, piensa que gozar de libre internet en Cuba “sería como un despertar, la mente del cubano se transformaría rápidamente y podría estar al fin al nivel de estos tiempos, descubrirían que hemos estado viviendo por décadas de espaldas al mundo.”

 Para creadora del sitio digital Generación Y, la conexión a la Web sin limitaciones “ayudaría a catalizar fenómenos ciudadanos, a catalizar conciencias, y daría un curso acelerado de democracia y de pluralidad.”

 “Si masivamente la población cubana pudiera leer otras versiones de la realidad, comprobarían que no somos personas - como dice la propaganda oficialista - que están buscando la revancha, la venganza, la violencia social. Encontrarían en nuestras palabras responsabilidad cívica, deseos de concordia, y la luz que arrojamos sobre toda esas zonas oscurecidas o silenciadas por la prensa nacional. Eso destruiría el argumento de tildar a toda persona crítica como un enemigo,” advirtió Sánchez.

 Ante el deseo de acceder a la red de redes, los cubanos, como Alfredo Fernández en el mencionado artículo de Havana Times, se dicen a sí mismos: “Internet llegará a todos los cubanos, no me cabe duda, lo que quisiera saber es cuándo.”